Hipertension arterial y funcionamiento cognitivo

Share Embed


Descripción

Resumen El objetivo de este estudio fue establecer si existen diferencias en el estado cognitivo de adultos mayores con y sin hipertensión arterial (HTA) de la localidad de Usme de la ciudad de Bogotá, esto a partir de la hipótesis que la HTA afecta de forma significativa el estado cognitivo en los seres humanos. El estudio se desarrolló bajo un enfoque empírico-analítico, un diseño descriptivo-comparativo de corte transversal, con una muestra de 20 adultos mayores habitantes de la localidad de Usme de la ciudad de Bogotá. El estudio concluye que no existen diferencias significativas entre sujetos normotensos y sujetos con HTA, así concordando con varios estudios realizados en los cuales no existe una relación significativa entre HTA y el desempeño cognitivo.

I

Palabras

Implicación de la Hipertensión Arterial en el Funcionamiento Cognitivo de Adultos Mayores de la Localidad de Usme, Bogotá

Carlos Dorado, Juan Peralta & Nancy Peralta Departamento de Psicología, Facultad de Ciencias Humanas y Sociales, Universidad de San Buenaventura. Bogotá, Colombia.

Correspondencia: Juan Peralta. Calle 129 # 7D – 26. Bogotá, Colombia. Correo electrónico: [email protected]

clave:

hipertensión arterial, funcionamiento cognitivo, adulto mayor, neuropsicología.

Implication of Hypertension in Cognitive Functioning of Older Adults in Usme, Bogotá Summary The aim of this study was to establish whether there are differences in the cognitive functioning of older adults with and without arterial hypertension of Usme in Bogota, this from the hypothesis that hypertension significantly affect the cognitive status in humans. The study was conducted under an empirical-analytical approach, a descriptive-comparative crosssectional design with a sample of 20 elderly inhabitants of Usme in Bogota. The study concludes that there are no significant differences between normotensive subjects

Revista Neuropsicología, Neuropsiquiatría y Neurociencias Julio-Diciembre 2015, Volumen 15, Número 2, pp. 83-95 ISSN: 0124-1265

83

Dorado et al. and subjects with hypertension, thus agreeing with several studies in which there is no significant relationship between hypertension and cognitive performance.

Key

words: hypertension, cognitive functioning, elder, neuropsychology.

Introducción En la actualidad la población adulta mayor es considerada una de las de mayor crecimiento, en parte debido el aumento en la esperanza de vida, disminución de la mortalidad y los avances científicos médicos (Organización Mundial de la Salud [OMS], 2013a). Según un informe publicado por la Organización de Naciones Unidas ([ONU], 2009), el aumento de la población adulta mayor es “permanente y generalizado”. Según las mediciones realizadas por el Departamento Administrativo Nacional de Estadística ([DANE], 2011) en Bogotá, el porcentaje de personas mayores de 59 años pasó del 7% en 1985 al 10% en 2010 y se espera que para el 2020 sea del 13%. Asimismo se estima que hay en Bogotá un total de 743.572 personas mayores de 59 años, lo que representa el 16% de la población mayor de 59 años del país, significando así una importante cifra que determina lo relevante de esta población en la ciudad de Bogotá. Con relación a la localidad de Usme, el 6% de la población es mayor a 59 años; el 48% de ésta pertenece al régimen contributivo de seguridad social y el 49% al régimen subsidiado. Aproximadamente un 51% de esta población mayor a 59 años se encuentra ya diagnosticada con

84

hipertensión, siendo esta condición la más frecuente en esta población (DANE, 2011). Diversos factores pueden contribuir a la HTA, entre ellos se encuentra: el consumo de alimentos con exceso de sal y elevada en lípidos, baja ingesta de frutas y hortalizas, consumo excesivo del alcohol, sedentarismo y falta de ejercicio físico, tabaquismo y estrés. Sobresale el factor de la edad, el cual se debe por el endurecimiento de las arterias de forma natural a medida que la persona aumenta de edad (OMS, 2013b). Existe la posibilidad de disminuir los riesgos que genera la HTA, con hábitos y costumbres nuevas, por ejemplo el dejar de fumar, controlar los niveles de ansiedad, es decir un adecuado manejo del estrés; así como una dieta adecuada; y actividad física habitual (Hernández & García, 2007). Existen muchos estudios contradictorios respecto a la relación que existe entre HTA y función cognitiva, algunos muestran una relación directa argumentando disminución en las competencias cognitivas (Hannesdottir et al, 2009; Knecht et al., 2008; Knopman et al., 2001; Waldstein et al, 2009), otros simplemente no encuentran una diferencia significativa (Gifford et al., 2013; Goldstein, Levey, & Steenland, 2013; Hebert et al., 2004; Kaunda, Menon, & Ngoma, 2013; Mahmudi et al., 2011). El principal peligro en relación al daño que puede generar la HTA en el cerebro es la ocurrencia un Accidente Cerebrovascular (ACV) (Sociedad Española de Neurología [SEN], 2006). De hecho se sabe que cerca del 60% de los ACV se producen en pacientes con HTA. El riesgo de sufrir un ictus incrementa 4 veces cuando la presión arterial sistólica se encuentre entre valores de 160-180 mmHg y hasta 6 veces si es por encima de 180 mmHg (Kaufmann &

Revista Neuropsicología, Neuropsiquiatría y Neurociencias

HTA y Funcionamiento Cognitivo Domnariu, 2012), asimismo aumenta el riesgo de desarrollar demencias entre ellas tipo Alzheimer y Demencia Vascular (Skoog & Gustafson, 2006). La elevación de la presión arterial produce cambios degenerativos en el riego sanguíneo a nivel cerebral y se incrementa la resistencia del flujo sanguíneo. Por otro lado, la hipertensión arterial puede inducir cambios en el hipocampo y zonas adyacentes implicadas en los procesos mnémicos, también hay disminución en los niveles de noradrenalina en el sistema nervioso central y periférico, como cambios en el flujo cerebral que se produce en la medida que va aumentando la edad de las personas (Elías et al, 2010). Aun así, existen gran cantidad de estudios correlacionando las variables de funcionamiento cognitivo y HTA, a continuación se especifican algunas de las investigaciones consultadas en cuanto a estas variables con el fin de contextualizar el estado actual del tema. Goldstein et al. (2013) soportan a partir de sus resultados, una asociación entre HTA y riesgo de declive cognitivo en pacientes diagnosticados con Deterioro Cognitivo Leve (DCL). Mediante un estudio longitudinal, realizado con 1.385 participantes diagnosticados con DCL. A través del tiempo se les tomó la tensión y se les aplicó un protocolo de pruebas neuropsicológicas, para medir atención, memoria, lenguaje y funciones ejecutivas. El protocolo incluía: la escala clínica de demencia (CDR), TMT A y B, Mini-Mental State Examination (MMSE), Test de Denominación de Boston, subprueba de dígitos (directo e inverso), subprueba de dígito-símbolo, recobro inmediato y a largo plazo de una historia, y prueba fluidez semántica de animales. Como resultado se

obtuvo que los participantes con mediciones altas de presión arterial obtienen un enlentecimiento en las pruebas de TMT A y B a través del tiempo, así como una disminución en el desempeño de Dígitos Inversos, un enlentecimiento en la capacidad para nombrar objetos así como un descenso más acelerado en el puntaje CDR; esto en comparación con los participantes que presentaban mediciones de presión arterial dentro del rango normal (Goldstein et al.). Waldstein et al. (2010) determinan que la HTA está asociada con un peor desempeño en múltiples dominios neurocognitivos. Este estudio además incluye que la HTA afecta todas las áreas del paciente, incluyendo su estado emocional, lo que en consecuencia trae una disminución general de la calidad de vida. Knecht et al. (2008), en un estudio transversal, buscó evidenciar la posible relación existente entre el funcionamiento cognitivo y la tensión arterial, tanto en sujetos sanos como con HTA. Para ello, la población de estudio fueron 171 hombres y 206 mujeres entre 44 y 82 años de edad, clasificándolos en categorías según la tensión arterial sistólica de los participantes, formando grupos según el siguiente rango: < 120 mmHg, 120-130 mmHg, 130-140 mmHg,140-150 mmHg, 150-160 mmHg, 160-170 mmHg y, > 170 mmHg. Se aplicó un protocolo de evaluación neuropsicológica para las funciones de memoria, atención, funciones ejecutivas, habilidad espacial, memoria de trabajo y habilidad verbal con las siguientes pruebas: AVLT, amplitud de dígitos (WMS), figura de Rey, test de Stroop, test de sustitución de dígitos y símbolos, fluidez verbal y categorial, y test de denominación de Boston. Como resultado se obtuvo una

Revista Neuropsicología, Neuropsiquiatría y Neurociencias

85

Dorado et al. disminución significativa en el rendimiento cognitivo global a medida que incrementaba la tensión arterial de los participantes, lo cual fue especialmente significativo cuando la incidencia de HTA se produjo en adultos de mediana edad, la conclusión del estudio describe que la HTA es uno de los principales predictores de deterioro cognitivo leve en los mayores. Asimismo Knopman et al. (2001) en un estudio longitudinal con 10.000 personas de edades 47-70 años en seguimiento por seis años con hipertensión arterial y diabetes, aplicaron un protocolo de evaluación neuropsicológica incluyendo las siguientes pruebas: recuerdo de palabras inmediato y demorado, subtest de dígitos y símbolos (WAIS-III) y fluidez verbal. Como resultado encuentran que el desempeño cognitivo empeora con el paso del tiempo en los pacientes con HTA, no se establece relación con otros factores de riesgo cardiovascular como la hiperlipemia, el consumo de tabaco o el grosor de la carotidea. Sin embargo otros estudios reportan que los resultados no han sido determinantes totalmente, ya que algunos no establecen alguna asociación significativa entre una variable y otra. En el estudio de Mahmudi et al. (2011), donde se recolectó información de 185 sujetos de 65 años de edad o más, a partir del MiniMental State Examination (MMSE) y la medición de su presión sanguínea, los autores encontraron que los participantes con algún tipo de deterioro cognitivo, la presión sanguínea, diastólica y sistólica, era más alta que los participantes sin deterioro cognitivo, sin embargo esta diferencia no es estadísticamente significativa. Por lo que se concluye que no hay una relación significativa entre la hipertensión y el deterioro cognitivo en esta población.

86

Un artículo de revisión, realizado por Birns y Kalra (2009), encontró en total 58 estudios que relacionan las variables de HTA y funcionamiento cognitivo. Esta investigación concluye que: disminuir la presión arterial es benéfico en la gran mayoría de estos pacientes, sin embargo el efecto de la reducción de la presión arterial en el funcionamiento cognitivo no es claro. Adicionalmente, ésta investigación establece que existe una necesidad de realizar más estudios con el fin de beneficiar un direccionamiento de las intervenciones en esta población respecto a su funcionamiento cognitivo por áreas específicas. Hebert et al. (2004) en un estudio longitudinal con 4.284 participantes, mayores de 65 años de edad, realizaron seguimiento a los 3 y 6 años desde la línea base, el protocolo neuropsicológico aplicado fue: Test de sustitución de dígitos y símbolos, Minimental (MMSE), recuerdo inmediato y demorado de una historia. Los resultados obtenidos describen que no existe relación entre HTA y deterioro cognitivo leve ni demencia en la vejez, ya que no aparecieron diferencias estadísticamente significativas. Un estudio realizado por Kaunda et al. (2013), el cual tenía como objetivo el investigar el efecto de la hipertensión arterial en el funcionamiento cognitivo y la calidad de vida, incluyó 50 participantes de entre 40 y 65 años de edad. El estudio dividió los participantes en dos grupos, un grupo con los adultos que presentaban HTA y el otro con adultos normotensivos y para cada participante de cada grupo se aplicó además de un cuestionario sobre calidad de vida, una batería neuropsicológica, la cual incluía pruebas para evaluar velocidad de procesamiento, funciones ejecutivas,

Revista Neuropsicología, Neuropsiquiatría y Neurociencias

HTA y Funcionamiento Cognitivo memoria, atención, lenguaje y funciones motoras. Estos autores encontraron que no hubo diferencia estadísticamente significativa para ninguna prueba de la batería neuropsicológica aplicada al comparar entre los grupos de HTA y normotensivos. Según el metaanálisis de Birns y Kalra (2009), de los 50 estudios revisados, 11 usaron la prueba de fluidez verbal semántica, de estos cinco demostraron una diferencia entre grupos con y sin HTA, mientras que en 6 de estos estudios revisados, no se encontraron diferencias para la prueba de fluidez verbal semántica. En relación a las praxias, se encontró que un total de cinco estudios evaluaron ésta función, encontrando una diferencia significativa en dos de estos estudios. Además, encontraron que en cuatro estudios donde se emplearon pruebas de denominación, sólo en dos se encontraron diferencias significativas entre grupos. En cinco estudios utilizaron diferentes pruebas para evaluar memoria visual, en tres de estos estudios se encontró una correlación inversa respecto a la presión arterial. En un estudio realizado en 2011 por Westhoff y colaboradores se cuestiona el hecho que existan sujetos que presenten un declive cognitivo mucho tiempo antes de que se presente algún signo de enfermedad vascular. Por lo que decidieron examinar el efecto de la presión arterial sobre el glutamato en el hipocampo y el giro cingulado anterior (GCA). Establecen que la concentración absoluta de glutamato, en las regiones cerebrales, es un marcador de la integridad neuronal. Para ello utilizaron el Auditory Verbal Learning Test (AVLT) y el Rivermead Behavioural Memory Test (RBMT) para evaluar la función mnésica de los 16 participantes con que contó el

estudio. Encontraron que la medición de la presión arterial tiene una correlación negativa significativa con la concentración absoluta de glutamato en el hipocampo más no en el GCA. También una correlación negativa significativa entre la presión arterial, el AVLT y el RBMT. Finalmente, concluyen que el declive cognitivo asociado a la hipertensión no sólo está mediado por los cambios ateroescleróticos estructurales sino también en los cambios funcionales en la neurotransmisión. Usando un metaanálisis, Gifford et al (2013) correlacionaron la presión arterial con múltiples dominios cognitivos en adultos sin historia de accidente cerebrovascular (ACV) o demencia, donde en total encontraron 12 artículos. En este caso se tomó la presión arterial como una variable continua, y no se categorizó los individuos como normotensos o hipertensos. Este metaanálisis halló una correlación significativa entre presión arterial, memoria episódica y estado cognitivo global. Sin embargo no encontraron correlación significativa entre presión arterial, lenguaje (denominación y fluidez verbal semántica) y funciones ejecutivas (inhibición). Por otra parte, Hannesdottir et al (2009), a partir del uso de neuroimágenes, destacando anormalidades en la materia blanca del cerebro en sujetos hipertensos y normotensos, tuvo como objetivo el correlacionar estas variables junto con el desempeño neuropsicológico. En total participaron 70 sujetos, 40 con hipertensión tratada medicamente, 10 con hipertensión sin tratamiento y 30 normotensos como control. Sus resultados sugieren hay un peor rendimiento cognitivo en sujetos con hipertensión, adicionalmente encontraron una correlación entre la hipertensión con tratamiento y déficit en memoria mientras

Revista Neuropsicología, Neuropsiquiatría y Neurociencias

87

Dorado et al. que la hipertensión sin tratamiento revela un patrón de deterioro más subcortical. Además de que los pacientes con hipertensión controlada obtienen un peor desempeño en tareas de memoria inmediata y a largo plazo en comparación con los controles. El desempeño cognitivo fue peor en los sujetos con hipertensión no controlada en comparación con los controles y los de hipertensión controlada en funciones ejecutivas (fluidez verbal) y velocidad de procesamiento. Es evidente que no existe un consenso total al concluir si la HTA afecta directamente el desempeño cognitivo, es por esto que surge el interés por el desarrollo de esta investigación, ya que puede aportar información relevante en el debate sobre este tema, incluso el aportar para futuros estudios o metaanálisis que ayuden a determinar una clara relación.

Método Tipo de estudio Este estudio se desarrolla bajo un enfoque empírico-analítico, con un diseño descriptivo-comparativo de corte transversal, ya que el objetivo es este estudio es describir situaciones y eventos en un único momento y en condiciones naturales de la población. Por otro lado se quiere observar las semejanzas y diferencias en el desempeño cognitivo de las dos poblaciones (Hernández, Fernández, & Baptista, 1997). Participantes 20 sujetos habitantes de la localidad de Usme de la ciudad de Bogotá. Entre 54 y 82 años de edad (X: 65 años y DE: 7,3 años). Con escolaridad en un rango entre 2 y 11 años, (X: 5 años y DE: 1,7 años). El sexo masculino representó el 45% mientras que

88

el sexo femenino el 55% de la muestra. Se subdivide a los participantes de acuerdo a un diagnóstico médico previo de HTA, el cual equivale a una última medición (de entre 1 a 3 meses) de la tensión arterial. Aquellos participantes cuyas mediciones iguales o superiores a 140/90 mmHg integran el grupo HTA. Instrumentos Se administraron de forma individual las siguientes pruebas: › CERAD-col: incluye diferentes subpruebas de lenguaje, estado general cognitivo, memoria y praxias. Presenta un alfa de Cronbach de 0,83 (Aguirre-Acevedo et al., 2007). › Figura de Rey: en la fase de copia permite evaluar procesos perceptuales y práxicos (Osterrieth, 1944). Confiabilidad de Alfa de Cronbach de 0.83 para la copia y 0.78 para la evocación (Cortés, Salvador, & Galindo y Villa, 1996). › Stroop - Test de colores y palabras: evalúa el efecto de la interferencia en el sujeto y capacidad de inhibición de estímulos irrelevantes. Posee una fiabilidad test-retest que oscila entre 0.71 y 0.89 (Golden, 2001). › Prueba de Clasificación de Tarjetas de Wisconsin (WCST) (abreviado): evalúa funciones ejecutivas como: flexibilidad cognitiva, estrategias de planificación y la capacidad para utilizar retroalimentación del ambiente para cambiar esquemas. Está considerada como una medida fiable del funcionamiento del lóbulo prefrontal (Heaton et al., 1997).

Resultados El total de sujetos fue de 20, se dividieron en dos grupos según su diagnóstico, grupo con HTA y grupo sin HTA. El grupo de

Revista Neuropsicología, Neuropsiquiatría y Neurociencias

HTA y Funcionamiento Cognitivo pacientes sin diagnóstico de HTA, compuesto por 10 sujetos, presenta una edad media de 65 años (D.E.=9,1) y escolaridad de 4,5 años como media (D.E.=1,8); el grupo compuesto por 10 sujetos con diagnóstico de HTA presenta

una edad media de 65 años (D.E.=5,4), con media de escolaridad de 5,3 años (D.E.=2,1). Se concluye que no existen diferencias significativas entre ambos grupos en cuanto a las variables de edad y escolaridad (Ver Tabla 1).

Tabla 1 Características sociodemográficas según grupo Grupo Edad

Escolaridad

Media

(D.E.)

p

Normo HTA

65 64,8

(9,1) (5,4)

0,796

Normo HTA

4,5 5,3

(1,0) (2,1)

Los datos obtenidos se detallan en la Tabla 2, la cual se encuentra dividida por función evaluada y por grupo de investigación (normotensos – HTA). Se evidencia que, al aplicar el estadístico de comparación de muestras para grupos iguales o inferiores a 50 sujetos, la U de Mann-Whitney, no existen diferencias significativas en ninguno de los dominios evaluados. Existen algunos casos donde es posible que se observe cierta tendencia hacia la diferencia, como en el caso de las praxias (p=0,075) y la evocación a largo plazo verbal (p=0,063), las cuales se acercan al nivel de significancia, aun así no logran llegar a este. En el caso de la evocación a largo plazo verbal, la media de desempeño es mejor en el grupo de normotensos, sin embargo para el dominio de praxias, se puede observar un desempeño medio más alto para el grupo HTA. Al igual que sucede con las praxias, se puede observar que en varias de las funciones evaluadas, la media de ejecución se encuentra más alta para el grupo HTA,

0,684

como son los casos de fluidez semántica, lenguaje, reconocimiento, denominación, evocación visual, flexibilidad-categorías, flexibilidad-respuestas conceptuales e inhibición. Aun así, no existen diferencias significativas.

Discusión En primer lugar, al comparar los grupos de sujetos sin HTA y sujetos con HTA, no se encontraron diferencias estadísticamente significativas entre grupos para las variables de escolaridad y edad. Es decir que se considera que estas variables van a influir de forma igual para ambos grupos. Respecto a la descripción neuropsicológica por grupos de estudio, se puede observar en la tabla 2 que la media para la función de fluidez semántica fue de 13,9 para el grupo de sujetos sin HTA, encontrándose dentro de lo esperado (Media: 15,9; DE: 4,4). Determinando así que el grupo sin HTA posee la función de fluidez verbal semántica en general, preservada.

Revista Neuropsicología, Neuropsiquiatría y Neurociencias

89

Dorado et al. Tabla 2 Resultados por función y por diagnóstico Función

Grupo

Mín.

Máx.

Media

(D.E.)

p

Orientación

Normo HTA

10 7

10 10

10,0 9,5

(0,00) (0,97)

0,280

Codificación verbal

Normo HTA

3 3

3 3

3,0 3,0

(0,00) (0,00)

1,000

Evocación corto plazo verbal

Normo HTA

2 0

3 3

2,8 2,3

(0,42) (0,94)

0,247

Fluidez semántica

Normo HTA

9 9

19 22

13,9 15,1

(3,46) (4,30)

0,684

Lenguaje

Normo HTA

8 9

9 9

8,9 9,0

(0,31) (0,00)

0,739

Denominación

Normo HTA

11 8

15 15

12,7 12,9

(1,63) (2,28)

0,529

Reconocimiento

Normo HTA

4 5

9 10

6,9 8,2

(1,66) (1,98)

0,123

Praxias

Normo HTA

4 7

11 11

7,9 9,8

(2,28) (1,61)

0,075

Intrusiones

Normo HTA

0 0

1 1

0,4 0,4

(0,51) (0,51)

1,000

Evocación largo plazo verbal

Normo HTA

2 0

6 7

3,7 4,9

(1,25) (2,21)

0,063

Evocación visual

Normo HTA

2 3

11 11

5,8 7,3

(3,12) (3,33)

0,656

Cálculo

Normo HTA

4 0

5 5

4,9 4,4

(0,31) (1,57)

0,684

Flexibilidad (categorías)

Normo HTA

0 0

4 4

1,6 1,9

(1,07) (1,37)

0,579

Flexibilidad (errores perseverativos)

Normo HTA

0 6

49 63

15,7 27,4

(10,45) (15,93)

0,529

Flexibilidad (respuestas conceptuales)

Normo HTA

0 0

28 40

14,2 15,7

(9,11) (14,50)

1,000

Inhibición

Normo HTA

0 17

36 36

25,8 31,6

(13,87) (6,05)

0,481

Mín.:puntaje mínimo. Máx.:puntaje máximo. D.E.:desviación estándar. Normo: Normotensos. HTA: Hipertensión arterial. P.: Significación p
Lihat lebih banyak...

Comentarios

Copyright © 2017 DATOSPDF Inc.