Ceuta Base Corsaria en el siglo XVIII. Cuadernos del Archivo Municipal de Ceuta, 1,1988

Share Embed


Descripción

' , ut•\Jitl\do por 1!mo Caballero, ; de septiembre s . desde Alférez ;, el de Ministro le que hizo fue 1ando tenía la en homenaje a :donar sobre la que la ceguera lesde el mismo e nos ha dicho ne ntal sentido: "La vida es la na en nuestra lemós ·uegar a 11 los hechos de Jien de España 1acerle a Carlos

CEUTA BASE CORSARIA EN EL SIGLO XVIII Eloy Martín Corrales Centre d'Estudts d'HtstOrta Moderna •Pterre VUar"

El papel jugado por Ceuta como frontera al otro lado del Estrecho llevó aparejado el casi permanente hostigamiento que sufrió por parte de los marroqules, ·s iempre deseosos de recuperar la plaza. El hecho de que el mayor peligro viniera siempre por el frente de tierra explica la poca atención que la historiografia centrada en la ciudad ha prestado al estudio de la actividades rnarltirnas de carácter bélico que ésta desempeñó a lo largo de la Edad Moderna. Desde que los portugueses la. ocuparon, Ceuta, entre otros cometidos, se convirtió en base para combatir el corso norteafricano, tal como ha evidenciado tin reciente estudio (1). A raiz de su paso bajo el control de la Corona española, la ciudad además de continuar la lucha contra las naves musulmanas, cumplió funciones de control y vigilancia esa vía tan Importante. para la comunicación marítima que es el Estrecho de Gibraltar. De· resultas de esta última orientación las embarcaciones al servicio de la plaza sostuvieron numerosos enfrentamientos con los distintos pabell9nes europeos, consiguiendo numerosas presas, que fueron conducidas a su puerto en la mayoría de los casos. Interesa señalar aqul que, además de la guerra, se distinguían tres formas de violencia marlttrna. En primer lugar, el corsarisrno, que se da cuando el Estado se asocia con armadores privados en tiempos de guerra, según reglas jurídicas muy definidas y sancionadas por el derecho de gentes. En segundo lugar. el corso, fenómeno especificamente medlterráneo y que, admitido por la costumbre, enfrentó a cristianos y musulmanes bajo pretexto de guerra santa. Por último, la piratería, no sujeta a ninguna ley ni regla, ejercida por particulares que actúan por cuenta propia y que son universalmente combatidos y perseguidos (2). El presente estudio centrará su atención en la acción de las naves de la dotación de la plaza, así corno de los corsarios particulares, frente a los paises europeos a los que se enfrentó la Corona española a lo largo del siglo XVIII (3), aunque no faltan las inforinaclones que dan cuenta de diversas embarcaciones francesas capturadas podos barcos del Real Servicio a lo largo del siglo XVII (4). · · Hay que distinguir dos periodos bien diferenciados en el Setecientos. Una primera etapa que llega aproximadamente hasta la guerra con Inglaterra de 1779, y una segunda que va desde esa fecha hasta las guerras napoleónicas. Con la llegada del siglo XVIII se produjo un hecho de enorme trascendencia para la historia de re uta: lá torna de Gibraltar en 1704 por la escuadra angloholandesa. La pérdida de la Roca y el afianzamiento de la dinastla borbónica propiciaron que Ceuta fuera dotada de una nueva organización pollticojurídica. más acorde con los nuevos cometidos que habrfa de desempeñar en adelante, merced a la revalorización de su interés estratégico. En resumen, se cimentaron las bases que permitieron, llegada la ocasión, la utilización del

&/ &

fondeadero ceutí como una excelente base corsaria (5). Hay que hacer una última precisión. El presente estudio es una primera aproximación al tema. más preocupada en trazar las líneas maestras de actuación de las embarcaciones surtas en Ceuta, ya fuesen de la Corona o de particulares, que no en una exhaustiva cuantificación de los apresamientos que realizaron a lo largo de la centuria. Esta última tarea la postergamos. con la esperanza de encontrar fuentes documentales seriadas que hagan posible establecer una relaciones lo más completas posibles.

******

,•.

El primer periodo establecido no fue de importancia relevante para el tema que se trata. Los barcos del Rey en el presidio, de reducido número y porte, cumplieron fundamentalmente funciones defensivas, fuera de momentos puntuales, en que se mostraron limitadamente agresivos, mientras los corsarios particulares brillan por su ausencia. Para fines del siglo XVII y comienzo del XVlll tenemos diversas informaciones sobre la fragH!dad de la marina de la plaza. En 1693, figuran la "Galeota", una saetia, y dos barcos tongos (6). En 1700, la "Lancha Real" y tres lanchones (7) . Al estallar la Guerra de Sucesión, y dada la continua presencia de embarcaciones inglesas en aguas del Estrecho. el Gobernador de la plaza se propuso efectuar algunas capturas. pero "no logrando el Marqués en su plaza embarcación de fuerza , se Ingenió lo mejor que le fue posible, buscando las que menos podían defenderse": en el año de 1702 se apresaron dos "navichuelos" Ingleses (8). En 1704, y dado lo precario de la fuerza maritlma ceutí. el Monarca envió a la plaza una fragata de 22 cañones tomada a los holandeses. Con ella. la dotación logró apresar un ·navichuelo" inglés, a pesar de que ofreció seria resistencia, hasta su rendición, ya con parte de la marinería muerta. Su cargamento consistía en algodón, café, seda en rama y otros géneros de subido valor. Simultáneamente se atacó a una balandra Inglesa, que, tras un denodado combate, se rtndió finalmente: su carga se componia de arroz, lunas, cristales para coches, y abalorios en barricas (9). Poco se sabe de los barcos al servicio del presidio tras la guerra de Sucesión. En el Vecindario de 1718 se señala la existencia de un Capitán de "Mar y Guerra de la Galeota Real de S .M.", y 63 marineros con plaza (10). Del mismo modo por una información exploratoria de la fuerza de Ceuta ante la expedición del Marqués de Lede en 1720. sabemos que el fondeadero de la plaza tenia sus limitaciones: "Las embarcaciones menores y Galeras tienen bastante abrigo en Ceuta y también los navíos no pasando de treinta cañones" (11 ). En el citado año se formó la Compañia de Marina al mando del capitán del Puerto (12). Pocas son las noticias de presas existentes para este periodo. En 1720, dos galeras de la plaza capturaron un barco inglés que se dirigía a la costa marroqui cargado de bombas y pertrechos (13). En 1739, una nave genovesa, que habla salido de Gibraltar con dirección a la rada de Tetuán, se vio obligada a entrar en el puerto de Ce uta a causa del mal tiempo, siendo retenida dada la presencia

.•.• _.._ ....

___ ,-.o:;.., __

...

de come En l7 nuevam• de los a!:' ' un jabe· fondead• Vargas; S .M. quf de la PIJ verano" . Cádizy ( de los ·e de la cit 1'iene e: (16}.

Aune¡ apresan debleror indica t i\ Purlsimc

Estrech< a Tarifa ( de West aduclenr por Rica Bartolon capitá n" aunque sepamos por el rr españole nombra( tripula ci rindieroi barrica e vivos: ve carece m Siete A docume París , st Tetuán. : delbuq u del cargo se callfk

de "5 una primera • s maestras de b Corona o de .J.presamientos ,tergamos, con hagan posible

.e para el tema

1mero y porte, de momentos mientras los siglo xvn y ragilidad de la (6) . En 1700, ¡cesión. y dada el Estrecho, el pero "no nió lo mejor que 1 el año de 1702 10 precario de la , de 22 cañones .m "navichuelo" ,'m , ya con parte '· café, seda en -e atacó a una finalmente: su y abalorios en ·S

Ta de Sucesión. pi tán de "Mar y (lO). Del mismo 1le la expedición plaza tenía sus -; tan te abrigo en 1). En el citado !el Puerto (12). . En 1720, dos costa marroquí .vesa, que había !>ligada a entrar acla la presencia

utut·roqules a bordo (14).

En 1739, con el estallido de la guerra de la "oreja deJenklns", que enfrentaba nuevamente a España e Inglaterra, el de Ensenada, que se ocupaba de los asuntos de Marina, decidió reforzar la dotación naval de Ceuta, enviando un jabeque que se unirla al resto de las embarcaciones surtas en su fondeadero. Asl lo comunicaba desde Ceuta su Gobernador Francisco de Vargas y Maldonado, a Ensenada: "quedo en lntellgencla de haver resuelto S.M. que se emble a este Puerto un Javeque armado que unido con los Barcos de la Plaza execute las funciones que yo dispusiere durante la Primavera y verano", añadiendo que según su opinión seria más fácil que se aprestara en Cádtz y que los gastos hasta que se emplease en el corso debían correr a cargo de los "Caudales de Cruzada" (15). Para estos años contamos con la descripción de la ciudad a cargo de Juan Antonio de Estrada, quien señaló que la plaza: -rtene cinco Barcos de Guerra para el trafico, y servicio de esta Importancia" (16). Aunque no tenemos noticias del resultado de este rearme naval, los apresamientos de embarcaciones Inglesas y pabellones del No,rte de Europa debieron presentar grandes alicientes, ya que entra en escena ei elemento más indicativo al repecto: los corsarios particulares. En 1743, el jabeque La Pwisima Concepción, del vecino de Ceuta Antonio Freyre Duarte, apresó en el Estrecho la balandra sueca Ellnggseswt, del capitán Pedro Gran, llevándola a Tartfa (17). En 1746,le tocó el tumo de ser apresado al navlo sueco LasAnnas de Westenvtch, que fue capturado por tres corsarios de Ceuta y Tarifa aduciendo que la carga pertenecla a súbditos Ingleses. El navío capitaneado por Ricart Homeem fue apresado junto al Cabo Espartel por los jabeques de Bartolomé Romero, Bartolomé Chumeo y Pedro José Valverdl "armador y capitán•. El ministro de Marina de Ce uta, José Tarriego,la dio por buena presa, aunque el expediente continuaba abierto en 1753, sin que por el momento sepamos su solución definitiva (18). Más Importancia tuvo el hecho narrado por el mismo Tarrlego, en 1746; "Cuatro Javeques, y un Barco corsarios españoles conduxeron a este Puerto el dla 6 del Corriente el Navlo Inglés nombrado el Prtnclpe Gulllermo. de puente de 260 toneladas, 25 hombres de tripulación, Incluso su capitán Juan Butlent, 18 cañones, y 8 pedreros. que rindieron al abordaje el mismo dia". "Apresado cerca de Tarifa, su carga consistía en carbón piedra, 27 barriles de cerveza, 8 quintales de queso, 1 barrica de azúcar pilón, 6 botes de barro pequeños con manteca fina, y 6 cerdos vivos: venía de Plymouth e Iba en dirección a Gibraltar" (19). Acabado el conflicto, desaparecen las noticias sobre corsarlsmo, de las que carecemos también durante la breve participación española en la Guerra de los Siete Años (una vez más hay que hacer en las carencias documentales) (20). Cuando hacia dos años que se había firmado la paz en París, se produjo el apresamiento de un navío Inglés fondeado en la rada de Tetuán. Las lanchas ceutíes se presentaron en el citado lugar y se apoderaron del buque, trasladándolo a la plaza. El cargamento del navio Incluía los restos del cargo de una nave española naufragada en aquellos parajes. Finalmente no se calificó por buena presa por decisión real (21).

81 _ _ _11111!1_ _ _ _. ._

. ._ _ _ _ _ _ _ _ _

.

........--

-

_____.....

Tarira en un grabado romMitico

Gibraltar bajo el fuego del asedio

de 1782

El segundo perb motivo de la gucr nuevamente en gu e1 verdadero Impulso Con motivo del blo' . Ceuta una división e; una fragata y 3 jabr La Monarquía. p: armadores parttcu l Alhucemas y Peñór> ' como subdelegado presas efectuadas: ·· por vageles de la Hl . Puerto de ese Pres · Corona, u otras (] 11 halan sido detenid; de guerra: ó por n:1· carga y verdader(' sospechosas; qulcr los procesos para j 1 tambien que ya un . riesgos de mar par;:; esa Plaza quien con S.M. por convenier Marina (con llmit:1• con la misma · substancie , y se11 1 aprobación por es l . entender en estos a · (23). Para tal fin se Presas, mientras S < su cercania. Tal d et de Marina en los pr de Afrtca hai est ab l como el principa l in de mar y emban . consideraron prec i Gracias a la J;,J produjeron un mí· neutrales: 7 venec plaza que tnterv in 1hnldad. falucho . de las naves tosca El Sabio Benefactc FranclscoAcos ta . 1 Bella Sara y El Ter

-Os memorables. islas adjacentes. y Presidios de Africa; escritas por el Pagador.. .. Madrid, 1748, p. 469. De reciente aparición es la edición crítica que ha

realizado J.F. SAI..AFRANCA de las páginas que la obra de ESTRADA dedicó a Ceuta. Estudio editado en Ceuta en 1987 (la cita en p . 19). (17) AGS, Secretaría de Marina. leg. 738. (18) AGS. Secretaría de Marina. leg. 738. Carta de José Tarriego. Ministro de Marina d e Ceuta, a Ensenada. 18-8 - 1746. El expediente lleva la fecha de 119-1753. (19) AGS, Secretaría de Marína.leg. 738. Carta de JoséTarriego, de 12-8 - 1746. (20) TELLO ALMONDAREYN. M.: Ceuta llave principal del Estrecho. Apuntes para un estudio político-militar, Madrid. 1897. p. 170, comenta brevemente la

actuación de la dotación de la plaza contienda. centrada en la comunicación con la península y abastecimiento de la ciudad, pero sin hacer mención de la actividad corsaria. (21) AGS. Estado, 6955. Carta del Gobernador de Ceuta, 5 -9-1765. En 1-71765 se pasó un oficio a Esquilache. y en la misma fecha el Monarca ordenó restituir el navío a su capitán. Asimismo. en dicho día consta un oficio del embajador Inglés reclamando la embarcación. (22) FERNANDEZ DURO. C.: Armada ... • VII, p. 251. (23 AGS, Secretaría de Marina, leg. 551. Figura la copia de la carta remitida desde San Lorenzo del Escorial, en 24-10-1780, a los Ministros de Hacienda de los presidios. Entre ellos, al de Ceuta. Gavlno Ester. También figura la comunicación enviada a tal efecto a los Comandantes Generales de Cádiz y Cartagena, con Igual fecha. El 31 - 10- 1780. el Comandante General de Cádiz

91

-----

-

-

,.

-

W'

---

___..... __ _______

da cuenta de haber recibido dichas instrucciones. (24) AGS, Secretaria de Marina, leg. 551. Carta desde San Ildefonso, enviada a Miguel de Múzqulz, en 6-10-1790. (25) GUILLEN. J. F.: Indice de los papeles de la sección de Corso y Presas, Madrid, 1953, 2 Vol. }iay que advertir que se ha utilizado únicamente este 'inventario de la sección Corso y presas del Archivo General de Marina Don Alvaro de Bazán. La tarea de estudio de los expedientes citados está actualmente en curso. (26) GUILLEN. J. F.: Indfce... , I, para mayor comodidad remito a la numeración de los expedientes: 2042. 2050; 553; 2034, 2039; 2035, 2036. (27)Exp.2034,2039;2035,2036; 549;2044:2276,2281;2260. ·(28) Exp. 2046, 2051, 2053, 2054. (29)Exp.2037;2033,2040,2054,2056;2043;2274,2280. (30) Exp. 2042, 2050. . (31) Exp. 2462. ·Gonzalo Piris, recordando su mandato en el jabeque, solicitó en 15 agosto de 1.785 una gratificación a cuenta del fondo de presas. (32) Museo Naval de Madrid, Mss. 1456 (2). IT. 301-303. Carta de Antonio Valdés a Luis de Córdoba, comunicándole el reparto de las lanchas en la fachada mediterránea ·para auyentar de ellos de sus puertos algun pequeño corsario argelino", San lldefonso, 6 -8-1784. (33) Archivo Museo Don Alvaro de Bazán. Indiferente, Exp. 20-3-1789. Carta de .Jerónimo Caballero, a Antonio Valdés, 17-3-1789. · (34) AMDAB. Indiferente, Exp. 20-3-1789. Carta de Jerónimo Caballero, 203 -1789. (35) Exp. 1866, de fecha 20-5-1794. Se trató del bergantín Nunciata y Zatda, apresado por el jabeque San Isidoro. (36) Exp. 2290. El bergantín Enrique y María. (37) Exp. 2289, 2290 y 1866. (38) Exp. 92. 93. Patente para el falucho N 9 S 9 de A.frica, al mando de Manuel Miguel de los Reyes, de Ceuta (18-5-1793). (39) Exp. 201. Se annó en corso el falucho N 9 S 11 del Cannen, al mando de Santiago Foriún (11-6-1793). (40) Exp. 600 y 598. .(41) Exp. 1706; 1711, 1725. para las presas. Para la salida en corso de la embarcación. exp. 218. (42) Exp. 2309; 1586; 2098. (43) Exp. 659, 1724. (44) Exp. 1587. 2308, 2314. (45) Exp. 1733, 1465. (46) Exp. 644. (47) Exp. 1415, 1714. (48) Exp. 2306, 2307. (49)Exp.602. 1703;617; 1584,2094,2096; 1714: 1465; 1415: 626; 1590, 1592; 2313. Para el resto de las embarcaciones no citadas en este apartado. (50) Exp. 612 (21 -3-1797) (51) Exp. 817 (31 -8-1798)

92

-- . ....

(52) Exp. 219 (8-12- l. (53) Exp. 221. Hay embarcaciones pued' capitanes en los mls t (54) Exp. 1B·Y 1705. (55) Exp. 1604, de 6 · (56) Exp. 1414. de 1·1 (57) Exp. 1415. (58) Exp. 1465. De funciones relativas a Marco y Royo, tras k (59) Exp. 1417. de 2 r (60) Exp. 17, de 6 -7 (61) Archivo Hlstór i presentado por los a r Montenegro, Madrid (62) AHN. Estado, 2\ Honrra Cardenal, en Tarifa. y de Sebastl{• Boscio, los últimos d Guerra legítima pam (63) Diario de Barce lc (64) Exp. 31. de 19-.-1

Jldefonso, enviada e Corso y Presas,

únicamente este 11 de Marina Don ites citados está o a la numeración 36.

2260.

¡ jabeque,

solicitó le presas. de An tonto 1s lanchas en la •s algun pequeño !0 -3-1789. Carta

10 Caballero, 20-

(52} Exp. 219 (8-12-1796) (53) Exp. 221. Hay que advertir que la . repetición de nombres en las embarcaciones puede obedecer en parte a campañas dirlgldas por diferentes capitanes en los mismos faluchos. (54) Exp. 1S.y 1705, de 6-7-1797 y 20-1-1797, respectivamente. (55) Exp. 1604, de 6-7-1797. (56) Exp. 1414, de 14-7-1797. (57) Exp. 1415, fechado en 15-8-1797. (58) Exp. 1465. De 31 octubre y 2 diciembre 1797. Se suspendieron las funciones relativas a presas del mencionado ministro de Hacienda. Martín Marco y Royo, tras los incidentes con los barcos daneses Unidad y Sirena. (59) Exp. 1417, de 26-12-1797. (60) Exp. 17, de 6-7- 1797. (61) Archivo Histórico Nacional, Estado, leg. 2923, exp. 450. Memorlal presentado por los armadores, en virtud de un poder otorgado a Manuel García Montenegro, Madrid, 18-8-1797. · (62) AHN, Estado, 2923, exp. 450. Memorlal presentado por Francisco de la Honrra Cardenal, en Madrld en 21-9-1797, en nombre de Santiago de Tarifa, y de Sebastián Rocha, Félix Herrera, Francisco Ribano y Francisco Boscio, los últimos de Algeciras "todos cinco Dueños de Buques Armados en Guerra legitima para hacer el corso contra los Yngleses" (63) Diario de Barcelona, 23-2-1805. (64) Exp. 31. de 19-4-1808.

Vunciata y Zaida,

1ando de Manuel ;en, al mando de

a en corso de la

115; 626; 1590, n este apartado. \1odelo de Jabeque de Guerra de Escuela de Barceló (1.780)

.............

93

...---.,.,.,..,..._.....

Lihat lebih banyak...

Comentarios

Copyright © 2017 DATOSPDF Inc.